Yusra Mardini: se necesita más que alimento para nutrir los sueños

La nadadora del Equipo Olímpico de Refugiados, Yusra Mardini, hizo un llamamiento en un evento atendido por celebridades en Davos, solicitando un mayor apoyo para quienes huyen de la guerra y la persecución.

La refugiada siria Yusra Mardini, se dirigió a una multitud llena de celebridades en Davos, donde habló sobre su experiencia personal huyendo de la guerra en Siria.  © ACNUR/Gisella Lomax

DAVOS, Suiza, 18 de enero de 2017 (ACNUR) – Yusra Mardini, la nadadora siria que inspiró al mundo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro del pasado verano, ha hecho un apasionado llamamiento a los líderes mundiales en Davos para asegurar que a los refugiados vulnerables como ella, se les brinde algo más que alimento.

"Con comida para nuestros estómagos, los refugiados podemos sobrevivir. Pero sólo si se alimentan las almas, podrán ser capaces de prosperar", dijo Yusra, de 18 años, durante un evento paralelo de alto perfil en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), este año.

"Pero hay diferentes tipos de alimento. Está el amor de tu familia y de tus amigos, que tal vez todavía están en la zona de guerra, o de los que tal vez te separaste cuando huías de la violencia".

Yusra, una firme colaboradora del ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, habló en el evento Metas Globales para un Mundo Sano, No Hambriento e Inclusivo, co-organizado por el Programa Mundial de Alimentos, UNICEF y Project Everyone (Proyecto Todos).

"Como refugiada, sabes lo que es tener hambre y sed"

"Como refugiada, sabes lo que es tener hambre y sed . . . Si tienes la suerte de llegar a un lugar seguro, te dan comida, agua y albergue. Y por supuesto, sin esas cosas no se puede sobrevivir", agregó.

Los asistentes incluyeron líderes empresariales y mundiales, renombrados chefs y celebridades destacadas, incluyendo a la cantante y activista Shakira, Manal Al-Alem, la reina de la cocina árabe; el cocinero y propietario de restaurantes Jamie Oliver y Richard Curtis.

Durante su viaje de Grecia a Alemania en 2015, Yusra (a la izquierda) viajó por Hungría con otros solicitantes de asilo.  © ACNUR/Lam Duc Hien

Basándose en su propia experiencia personal, Yusra habló emotivamente sobre los desafíos de huir de la guerra y la persecución, una realidad que ahora enfrentan más de 65 millones de personas.

"Mi país solía estar lleno de comida", dijo, recordando a la audiencia que aunque Siria ahora está arruinada por la guerra, alguna vez fue rica en agricultura.

Yusra huyó de la guerra en Siria y salvó muchas vidas durante un peligroso viaje en bote desde Turquía hasta Grecia. Ella también capturó la atención del mundo cuando nadó en la prueba de 100 metros libre en Río de Janeiro como parte del primer Equipo Olímpico de Refugiados.

Al presentarla al escenario, el gran atleta olímpico Michael Johnson dijo: "Yusra es una de las mujeres más valientes... todos los atletas que conformaron el Equipo Olímpico de Refugiados superaron las adversidades y las injusticias, y ganaron la oportunidad de competir contra los mejores del mundo".

"Yusra es una de las mujeres más valientes"

Mientras entrena para calificar a los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio, la adolescente también se centra en inspirar a otras personas desplazadas alrededor del mundo y a cambiar la forma en que se percibe los refugiados.

"Se puede encontrar alimento en ser una persona activa", dijo Yusra. "En mi caso, lo encontré nadando y entrenando durante horas todos los días, luchando por una medalla olímpica, defendiendo la causa de los refugiados en todo el mundo como colaboradora del ACNUR y miembro orgullosa del Equipo Olímpico de Atletas Refugiados".