ACNUR acoge con satisfacción la Declaración Ministerial de Bali y llama a un nuevo pacto para absorber a los refugiados en la región

BALI, Indonesia, 23 de marzo de 2016 (ACNUR) – Con una iniciativa saludada con beneplácito por la Agencia de la ONU para los Refugiados, ministros de los países del Proceso de Bali se comprometieron hoy a adoptar un enfoque regional integral para la gestión de los flujos migratorios mixtos, a través del fortalecimiento de la cooperación en cuanto a la búsqueda y rescate en el mar, desembarque predecible, protección temporal y alternativas legales para los refugiados y migrantes.

La Declaración Ministerial fue adoptada el miércoles en el marco de la Sexta Conferencia Ministerial del Proceso de Bali. Se trata de la primera declaración de ese tipo en los 14 años de historia que lleva este foro regional y es una clara señal de que los 45 países miembros están profundamente comprometidos en abordar los desafíos regionales de migración mixta en un momento de desplazamientos forzados masivos alrededor del mundo.

"Con más de 60 millones de personas forzadas a desplazarse desde países como Siria, Afganistán y Burundi, ningún país o región es inmune al impacto de ello y estos conflictos no pueden ser abordados de forma aislada. El Proceso de Bali ha demostrado su valor a lo largo de los años como uno de los foros más importantes para promover enfoques regionales y estamos alentados por el hecho de que se haya asumido que las respuestas deben ser holísticas. Se requiere que tales respuestas cubran el control fronterizo, aspectos de seguridad y el combate de la trata y el tráfico de personas. Esto sólo funcionará, sin embargo, si va de la mano con un impacto sobre la seguridad humana claro e inequívoco", dijo Volker Türk, Alto Comisionado Asistente del ACNUR para la Protección. "El compromiso de hoy es un recordatorio oportuno de que los arreglos de responsabilidad compartida predecibles y equitativos son la única forma de abordar estos desafíos aprovechando las oportunidades".

Türk expresó satisfacción por el hecho de que los Ministros reconocieran que las respuestas deben ser holísticas y sensibles en cuanto a la protección: "Deben cubrir el control fronterizo, la seguridad y, de hecho, la dimensión de la protección de las personas, incluyendo a los refugiados".

Poniendo las cosas en perspectiva, el Alto Comisionado Asistente destacó que la región Asia-Pacífico acoge a menos refugiados si comparada a otras regiones del mundo y se vislumbran soluciones con el nuevo gobierno en Myanmar, de donde provienen muchos de los refugiados de la región.

"Esperamos que el acuerdo tripartito que involucra a Tailandia, Myanmar y el ACNUR eventualmente allane el camino para la repatriación voluntaria de los refugiados de Myanmar a lo largo de la frontera entre este país y Tailandia", dijo Türk. "También confiamos en que la situación en el Estado de Rakhine se estabilizará satisfactoriamente para todos los residentes en dicho territorio, tambíen en virtud de un esfuerzo por tratar algunos de los motivos y causas profundas del desplazamiento".

El ACNUR recomienda pasos para reconocer un estatus legal apropiado para todos los residentes en el estado de Rakhine, promover el registro civil y el acceso a documentos de identidad, y remover las restricciones a las libertades fundamentales, facilitando el acceso a medios de subsistencia. Las Naciones Unidas y varios países están proponiendo un enfoque basado en el desarrollo, beneficiando a todas las poblaciones en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que enfatizan el desarrollo sin dejar a nadie atrás.

Mientras tanto, empero, el retorno voluntario no es una opción para los refugiados involucrados en movimientos marítimos desde la Bahía de Bengala. Reflejando lo expuesto en la Declaración Ministerial, Türk urgió a los países de acogida a buscar arreglos de estancia temporal que promuevan el acceso a servicios de salud, educación y el mercado laboral. Esto no sólo estabilizaría las vidas de las personas y reduciría movimientos adicionales, sino que permitiría preparar a las personas para un eventual retorno cuando las condiciones sean propicias.

A fin de respaldar tales esfuerzos, el Alto Comisionado Asistente hizo notar indicios prometedores de parte de los gobiernos de acogida, explorando diagnósticos conjuntos con el ACNUR, así como esquemas de migración laboral para refugiados que ayudarían a solventar las demandas de trabajo de los países, mejorar los estándares laborales, generar ingresos y eliminar las redes criminales de trata y tráfico de personas.

"Esperamos que haya un cambio de paradigma en la región – un ganar-ganar que reconozca tanto la mayor riqueza relativa, comparada con los días del Plan de Acción Integral en los ochenta, y el hecho de que haya menos refugiados en la región, en comparación con el resto del mundo", expresó Türk, refiriéndose al Plan de Acción de Integral para los refugiados de Indochina de 1989. "Con el número récord de refugiados de la actualidad y las apremiantes necesidades de reasentamiento en en diferentes lugares del mundo, necesitamos trabajar intensamente en un nuevo pacto que busque soluciones creativas para absorber a las personas con necesidad de protección internacional dentro de la región".

Türk indicó que el ACNUR está trabajando para identificar nuevas vías y maneras para que los gobiernos de la región intensifiquen su colaboración con la organización en iniciativas conjuntas para el registro, la determinación de necesidades de protección internacional y la búsqueda de soluciones.

Al respaldar los compromisos de la Declaración Ministerial, el Alto Comisionado Asistente destacó el rol crucial que el Proceso de Bali y el Marco de Cooperación Regional pueden jugar en convocar a los Estados miembros para responder a las emergencias y desarrollar estrategias a largo plazo.

Declaración del Alto Comisionado Asistente para la protección, Volker Türk, con ocasión de la Conferencia Ministerial del Proceso de Bali (en inglés).

Gracias al Voluntario en Línea Omar Hernández por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.