ACNUR subraya la obligación humanitaria con los refugiados tras el anuncio de nueva orden en EE.UU.

Ante la Orden Ejecutiva emitida hoy sobre el reasentamiento de refugiados en Estados Unidos, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, reitera que los refugiados son personas normales obligadas a huir de sus países por la guerra, la violencia y la persecución, y cuyas necesidades de asistencia básica y protección siguen siendo urgentes.

"El imperativo de brindar protección a quienes huyen de la violencia sigue vigente, y nos preocupa que esta decisión, a pesar de que es temporal, pueda agravar el sufrimiento de las personas afectadas", comentó el Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi. "ACNUR ha sido durante mucho tiempo un aliado de EE.UU en la búsqueda de soluciones a los problemas de los refugiados y esperamos que esa colaboración continúe", añadió Grandi.

ACNUR reitera su disposición para colaborar de manera constructiva con la Administración estadounidense para garantizar que todos los programas para refugiados cumplan los más altos estándares de seguridad y protección.

Los estadounidenses han jugado desde hace mucho tiempo un rol crucial para la estabilidad mundial, encarnando al mismo tiempo los ideales humanitarios más elevados, tanto en relación al apoyo a crisis de refugiados en otros lugares como dando la bienvenida en el país a familias refugiadas vulnerables, para permitirles reconstruir sus vidas con seguridad, libertad y dignidad. Esta es la regla de oro en la protección de refugiados y un poderoso ejemplo para todos los países. En un momento en el que el desplazamiento humano alcanza cifras récord, un liderazgo humanitario como éste es más necesario que nunca.