Programa panameño de empleabilidad Talento sin Fronteras muestra resultados en Foro Global Sobre los Refugiados

ForoConexión Laboral Inclusiva, organizado en el marco del programa de empleabilidad Talento sin Fronteras.  © Cortesía TSF

CIUDAD DE PANAMÁ - El programa de empleabilidad para personas refugiadas Talento Sin Fronteras fue presentado esta semana ante el mundo como ejemplo de buena práctica en el Foro Global Sobre los Refugiados celebrado en Ginebra, Suiza.

A la fecha, 234 personas han egresado del programa, que es implementado mediante una alianza estratégica entre ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, la ONG internacional HIAS, y ManpowerGroup, líder en soluciones de empleo. Consiste en identificar las habilidades y experiencia de cada persona, explicarles los derechos laborales en Panamá, brindar apoyo en sus solicitudes de trabajo y hacer conexiones con oportunidades de empleo formal. El programa, además, cuenta con la inclusión de un 30% de panameños como beneficiarios, buscando con esta acción promover la cohesión social entre la población local y población refugiada a través del intercambio de conocimientos.

“Pasé de vender agua en un semáforo a tener un trabajo estable en una buena empresa donde ya cumplo un año, y me han tratado muy bien”, dijo Carlos Aguirre, refugiado colombiano que ahora trabaja en Budget Rent a Car, durante un panel del Foro Conexión Laboral Inclusiva, organizado por ACNUR y celebrado recientemente en Ciudad de Panamá para destacar los logros del programa.

De los egresados de Talento sin Fronteras, el 60 por ciento tiene diploma universitario o técnico, el 59 por ciento son trabajadores operativos, “Estas personas vienen con habilidades y conocimientos necesarios para el mercado local,” dijo Andrés Soto de ManpowerGroup al presentar los logros del programa. “La tasa se inserción laboral del programa es de 55% lo que demuestra el éxito de este en términos de conexión con un empleo estable y digno,” añadió.

En el mismo foro la empresa privada mostró que apoyar a través de inversiones, creando oportunidades de trabajo e incluyendo a las personas refugiadas en el mercado laboral es clave para la integración de esta población y para que puedan contribuir al desarrollo de Panamá.

“Tenemos todas las herramientas. Ya nos queda a nosotros como empresas abrirles las puertas y tomar esa experiencia, que ha sido muy grata, es muy bonito ayudar al prójimo”, mencionó Dayana Mendoza, de Budget Rent a Car, una de las 19 empresas privadas aliadas al programa.

El evento contó además con la asistencia de representantes del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral y el Ministerio de Gobierno. Hussein Pitty, Director de la Oficina Nacional para la Atención de Refugiados, ONPAR, quien participó en el panel, indicó que los refugiados reconocidos cuentan con permiso de trabajo, y que los mismos no son considerados dentro de los límites porcentuales de contratación de empleados extranjeros en el país. Lo que significa que refugiados pueden acceder a trabajos sin restricción legal alguna.

En el 2020 se espera poder ampliar el número de empresas vinculadas a la iniciativa para apoyar a más personas refugiadas y panameños vulnerables.