Seis personas refugiadas entre las 137 asesinadas en el ataque reciente en Níger

Estas declaraciones se pueden atribuir a Gillian Triggs, Alta Comisionada Auxiliar para la Protección de ACNUR.

Lamentamos profundamente los últimos reportes que confirman que seis personas refugiadas de Malí se encontraban entre las 137 personas asesinadas el 21 de marzo en la región de Tahoua, en el oeste Níger, cerca de la ciudad de Tillia.

La mayoría de las víctimas de este ataque mortal, perpetrado por grupos armados no identificados, eran personas desplazadas internas que ya habían huido de una violencia brutal, algunas de ellas durante 2020.

Está claro que los ataques contra las personas desplazadas y las comunidades que generosamente las acogen, fueron directos y deliberados.

Además de la injustificable violencia cometida contra la población civil, también se incendiaron alojamientos y graneros, y se robó o mató el ganado, por lo que a las personas sobrevivientes no les quedó nada.

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y sus socios están hablando con las personas sobrevivientes para obtener información sobre lo sucedido. Muchas de ellas cuales han quedado en estado de shock y de luto. Nuestros equipos y socios están monitoreando la situación y brindando ayuda humanitaria y asesoramiento a las personas sobrevivientes.

Reiteramos nuestro llamado a una mayor protección de la población civil y de las comunidades desplazadas. También pedimos a la comunidad internacional que comprenda la urgencia de la situación y continúe apoyando los esfuerzos regionales para abordar las causas subyacentes de esta crisis y ayudarnos a responder a las necesidades humanitarias derivadas del desplazamiento forzado.