Ana se esfuerza por llegar a fin de mes para sus hijos y bebé en camino

Ana en su nueva y humilde casa en Curazao.

Ana en su nueva y humilde casa en Curazao.  © Berber van Beek | Studiorootz - Photography

Papiamento

Durante el cierre de emergencia (confinamiento), mi esposo no pudo trabajar. No teníamos ingresos, por lo que no podíamos pagar el alquiler. Pero al propietario de estos apartamentos no le importaba en absoluto. Nos echó durante el encierro. Fue horrible. Estaba embarazada de 8 meses, pero nos cortó el agua e incluso nos amenazó. No teníamos a dónde ir y estábamos en medio del cierre. A nadie se le permitió salir.

Estar en una situación irregular y estar embarazada es un desafío adicional. Estoy en casa todo el día y todas las mañanas cuando mi esposo se va a trabajar, me preocupa si volverá a casa por la noche o si lo atraparán y deportarán. Es muy estresante.  No estamos asegurados, quieren que firmemos un acuerdo de pago por el nacimiento. Un parto natural tiene un costo de Nafl. 9.000- (5.000 USD aproximadamente), y una cesárea cuesta Nafl. 13.500- (7.500 USD aproximadamente). La clínica Salú Pa Tur [apoyada por ACNUR] nos ayuda con los controles, pero no pueden costear el parto.  Me siento insegura del futuro. Intento pensar solo en el hoy. Tengo que seguir adelante y mantener una actitud positiva.

También tenemos paquetes de comida. Puedo preparar buenas comidas con ellos, pero tenemos otros costos mensuales que tenemos que pagar. Pagamos Nafl. 650- (360 USD aproximadamene), de alquiler y eso no incluye agua ni electricidad. Mi esposo acaba de comenzar a trabajar nuevamente, gracias a Dios. Quiere ganar más ahora, para pagar el alquiler adeudado. El dueño sigue viniendo para recordarnos que el alquiler se debe todo el tiempo. Pero hemos conocido personas que han sido amables con nosotros en la isla, personas que nos han dado su apoyo y solidaridad.

No quiero que la gente se compadezca de mí, porque no estoy esperando a que otros vengan a salvarme. Estoy aquí para cuidar de mí y de mi familia.