El programa DAFI permite a los jóvenes refugiados explotar su potencial al eliminar las barreras para la educación superior. Los estudiantes refugiados de pregrado reciben becas que cubren una amplia gama de costos, desde matrículas y materiales de estudio, hasta alimentos, transporte, alojamiento y otros subsidios. Para respaldar sus logros académicos y el desarrollo de habilidades, los becarios DAFI reciben apoyo adicional a través de un seguimiento cercano, preparación académica y clases de idiomas basadas en las necesidades de los estudiantes, así como apoyo psicosocial, tutoría y oportunidades de networking.

El acceso a la educación superior motiva a los jóvenes refugiados a permanecer en la escuela y tener éxito académico. Para estudiantes y graduados, el programa DAFI sirve como base para el desarrollo social y profesional, permitiéndoles desarrollar carreras en campos competitivos de empleo. Los retornos sociales del programa DAFI superan la inversión a nivel individual. Los refugiados altamente educados reducen la dependencia económica y psicológica, mejoran su autosuficiencia y ofrecen soluciones a largo plazo.

Las prioridades estratégicas del programa DAFI son:

  • Promover la autosuficiencia de los estudiantes apadrinados a través de oportunidades de empleo y emprendimiento;
  • Empoderar a los estudiantes para que aporten conocimientos, habilidades y liderazgo a la comunidad de refugiados, y facilitar la convivencia pacífica con las comunidades de acogida durante el desplazamiento;
  • Fortalecer el impacto protector de la educación fomentando el aprendizaje permanente para los jóvenes refugiados;
  • Fomentar futuros modelos a seguir para la niñez y la juventud refugiada para demostrar el impacto de la educación en los individuos, las comunidades y las sociedades.

Contáctanos

Si tienes una consulta general sobre el programa DAFI, contáctanos al correo: [email protected]

¿Eres un refugiado buscando una beca? Visita nuestro portal de becas para obtener más información.