Cerrar sites icon close
Search form

Buscar el sitio de un país

Perfil de país

Sitio de país

Caracas: Familias refugiadas hacen a un lado tristeza del desarraigo para celebrar la Navidad

Historias

Caracas: Familias refugiadas hacen a un lado tristeza del desarraigo para celebrar la Navidad

24 de diciembre de 2009

CARACAS, Venezuela, 24 de diciembre (ACNUR) – A pesar de haberlo perdido todo y estar lejos de sus seres queridos, un centenar de refugiados en su mayoría procedentes de Colombia, se reunieron en Caracas para dar la bienvenida a la Navidad, y renovar su esperanza por una vida libre de persecución y amenazas.

Unos 80 niños y niñas refugiadas entre 0 y 18 años, compartieron una tarde de juegos y actividades recreativas que culminó con una entrega de regalos, mientras los adultos, pudieron compartir amenamente con otras familias que tienen sus mismos retos y preocupaciones.

La celebración organizada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, Caritas de Venezuela Y HIAS, fue posible gracias al apoyo de empresas privadas, que solidariamente aportaron los tradicionales regalos de Navidad para los más pequeños y refrigerios para compartir.

Denis, un pequeño de 5 años exclamó: "¡El niño Jesús sabe que ahora estamos acá (en Venezuela) y me trajo este carro!". Un presente que a Denis, así como a muchos hijos e hijas de familias refugiadas, les ayuda a mantener viva la esperanza e ilusión, a pesar de las dificultades.

Deisy llegó a Venezuela con su esposo y su hija huyendo del conflicto en Colombia. Entre lágrimas expresó su agradecimiento: "esta celebración fue el regalo más grande que nos han podido dar, porque no tengo ni cómo comprarle un presente a mi niña en estas fechas... ustedes le trajeron la navidad entera".

El evento contó con la participación de representantes de las diversas instituciones que trabajan a favor de los refugiados en Venezuela, y quienes se comprometieron a seguir esforzándose para proteger y promover los derechos de estas personas.

Esta iniciativa permitió a las familias refugiadas sentir la solidaridad de una sociedad que históricamente ha abierto sus brazos a las victimas de las guerras y los conflictos internos en numerosos países.

El Representante de ACNUR en Venezuela, Mohamed Alwash, quien estuvo en la celebración dijo que "el deseo de todos los trabajadores humanitarios es que muy pronto los refugiados y refugiadas puedan regresar voluntaria y dignamente a sus países de origen; pero mientras las condiciones no estén dadas para ello, nuestra promesa – dijo – es la de seguir trabajando arduamente por defender sus derechos".

Durante la última década han llegado a Venezuela cerca de 200.000 refugiados, de los cuales más del 95% son colombianos obligados a huir de su país por persecución, amenazas de grupos armados y situaciones de extrema violencia generalizada. El ACNUR abrió sus oficinas en Venezuela a comienzos de los noventa para asistir a estas personas, muchas de las cuales viven en zonas aledañas a la capital venezolana.

Por Sandra Zárate y Ligimat Pérez en Caracas

*Los nombres propios han sido sustituidos por motivos de protección