Sri Lanka: ACNUR envía un segundo equipo de emergencias coincidiendo con el regreso de civiles al norte de la isla

ACNUR envió este fin de semana a Sri Lanka un segundo equipo de expertos en emergencias de ACNUR, compuesto por cuatro profesionales de servicios comunitarios, protección y otras áreas de especialización necesarias sobre el terreno.

A UNHCR staff member talks to displaced people in northern Sri Lanka. [for translation]  © ACNUR/B.Alaj

COLOMBO, Sri Lanka, 4 Mayo de 2009 (ACNUR) – ACNUR envió este fin de semana a Sri Lanka un segundo equipo de expertos en emergencias de ACNUR, compuesto por cuatro profesionales de servicios comunitarios, protección y otras áreas de especialización necesarias sobre el terreno. Este grupo va a dar continuidad a la labor del equipo de cinco expertos que ACNUR desplegó en el norte de Sri Lanka durante los meses de febrero y marzo pasado.

En torno a 171.000 desplazados internos que han huido de la zona de conflicto, en su mayoría durante los últimos 10 días, han sido alojados en 38 campos situados en cuatro distritos del norte y este del país. ACNUR y sus socios han establecido una operación humanitaria masiva para asistir a estos desplazados.

Mientras miles de desplazados siguen llegando a Vavuniya, Jaffna y Trincomalee, otros están regresando a sus hogares en el marco de la primera operación de retorno organizada por el gobierno desde hace años en el norte de Sri Lanka. La zona a la que están regresando, Musali, en el distrito de Mannar, fue durante mucho tiempo primera línea de combate entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes del LTTE (Tigres de Liberación de Tamil Eelam, por sus siglas en inglés).

Alrededor de 400 personas regresaron ayer al poblado de Saveriyarpuram en Musali tras haber vivido desplazados cerca de dos años en campos o con familias de acogida en el distrito de Mannar. Unas 3.000 personas desplazadas se han registrado para poder regresar a 15 localidades de Musali durante las próximas semanas.

ACNUR considera que estos retornos son un acontecimiento positivo, a pesar de que el número de personas que regresan a sus hogares es aún reducido. Confiamos que pronto sea posible el retorno a otras zonas en el norte de Sri Lanka.

Durante las últimas semanas, los equipos del ACNUR que supervisan la situación sobre el terreno han hablado con los desplazados internos acerca de sus preocupaciones en relación al retorno. ACNUR confirmó que se había completado el desminado de la localidad de Saveriyarpuram. Los desplazados internos afirmaron que tienen ganas de retornar, pero se mostraron preocupados por sus casas y por cómo ganarse la vida a su regreso.

ACNUR ha proporcionado a cada familia en el centro de tránsito un paquete de ayuda que incluye lonas impermeables para la construcción de una tienda de campaña de emergencia para los primeros días de regreso, así como herramientas con las que desbrozar y abrirse camino en la selva. Durante los próximos días ACNUR distribuirá artículos domésticos en las áreas de retorno, entre los que se incluyen mosquiteras, esterillas, bidones de agua y lámparas. La principal intervención de ACNUR para ayudar a los retornados en su reintegración será la reparación de hasta 320 casas en Musali.