Un estudio de ACNUR revela un análisis desigual de las peticiones de asilo en la UE

Un estudio realizado por ACNUR en 12 países miembros de la UE muestra muchas diferencias en la forma en que se evalúan las solicitudes de asilo.

A Somali asylum-seeker is questioned in a European country. [for translation]  © ACNUR/B.Szandelszky

BRUSELAS, 25 de marzo (ACNUR) – Un estudio en profundidad realizado por la Agencia de la ONU para los Refugiados en 12 países miembros de la UE muestra muchas diferencias en la forma en que se evalúan las solicitudes de asilo. ACNUR hace un llamamiento para la incorporación de medidas prácticas y enmiendas a la legislación de la UE al objeto de garantizar unos procedimientos justos y efectivos en toda la Unión. El estudio titulado "Mejorando los Procedimientos de Asilo" se presentó hoy en Bruselas.

Adoptada en 2005, la Directiva sobre Procedimientos de Asilo de la UE tenía como objetivo asegurar que la determinación del estatuto de refugiado fuera consistente en todo el territorio de la Unión. La Directiva establece las garantías sobre los procedimientos de asilo, incluyendo el derecho a una entrevista personal, a recibir información del resultado de la petición de asilo y el derecho a recurrir.

En muchas partes del mundo, la protección a los refugiados se otorga de manera grupal. En Europa y el mundo industrializado, las decisiones sobre asilo se realizan a partir de un estudio individualizado. La Directiva sobre los Procedimientos de Asilo gobierna este proceso en la UE. La forma en que se aplica la Directiva, afecta a miles de personas que piden protección internacional en la Unión, donde se registraron 246.200 solicitudes de asilo el año pasado.

La investigación de ACNUR ha estudiado cómo se ha desarrollado esta Directiva en Bélgica, Bulgaria, la República Checa, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Italia, los Países Bajos, Eslovenia, España y Reino Unido. Los investigadores estudiaron más 1.000 casos individuales y decisiones de asilo, estuvieron presentes en cientos de entrevistas personales con solicitantes y entrevistaron a funcionarios que trabajan en asilo, jueces abogados y otras contrapartes.

"Tomar decisiones sobre asilo es una tarea extremadamente difícil" dijo la Directora de ACNUR para Europa, Judith Kumin. "Puede ser una cuestión de vida o muerte".

El estudio arroja no sólo que los Estados Miembros están aplicando la Directiva sobre Procedimientos de Asilo de forma dispar sino que en algunos casos podría estar violando el derecho internacional sobre refugiados. "Los solicitantes de asilo deben tener las mismas oportunidades con independencia del país de la UE en que presenten su solicitud de asilo" dijo Kumin. "Este no es el caso en estos momentos".

Los investigadores observaron que no todos los solicitantes habían tenido entrevistas personales o que no se les había dado tiempo suficiente para prepararse para las entrevistas o para exponer sus casos. Los intérpretes no siempre estaban disponibles o no eran personas cualificadas.

No todas las decisiones sobre las solicitudes se justificaron. Muchas categorías de peticiones se canalizaron a través de procedimientos acelerados con muy pocas garantías. Con estas prácticas se corre el riesgo de que no se identifique adecuadamente las necesidades de protección y que pueda haber personas que sean retornadas a situaciones donde puedan sufrir persecución o daños graves.

Al mismo tiempo, el estudio también confirma muchas buenas prácticas como proporcionar información sobre cómo recurrir decisiones negativas, códigos de conducta para entrevistadores e intérpretes, recopilación detallada de entrevistas y decisiones así como buena formación en comunicación intercultural.

Sobre la base del estudio, ACNUR propone una serie de medidas prácticas para ayudar a los países de la UE a mejorar sus prácticas como por ejemplo la formación a funcionarios a cargo del estudio de las peticiones de asilo así como directrices y códigos de conducta para entrevistadores e intérpretes. Algunas de estas iniciativas las podría retomar la Oficina Europea de Apoyo al Asilo que se pondrá en marcha.

El estudio de investigación ha sido financiado por el Fondo Europeo para Refugiados de la Comisión Europea. También ha recibido financiación del Diana, Princess of Wales Memorial Fund así como de la agencia alemana que colabora con ACNUR, UNO-Flüchtlingshilfe.