Cerca de 70.000 sursudaneses huyen de sus hogares a pesar de la tregua

Since the signing of the May 9 ceasefire agreement, 46,000 people have fled to safer areas inside South Sudan and 20,000 have left the country. [for translation]

Un grupo de mujeres y niños desplazados descansan en territorio etíope tras cruzar el río Baro desde Sudán del Sur. Unas 20.000 personas han huido de Sudán del Sur desde el inicio del alto el fuego, a principios del mes de mayo.  © ACNUR/L.F.Godinho

JUBA, Sudán del Sur, 27 de mayo de 2014 (ACNUR) – Tres semanas después de que las facciones rivales que combaten en Sudán del Sur firmaran una tregua, los continuos combates han obligado a casi 70.000 personas a huir de sus hogares y buscar refugio en otras zonas del país o en los Estados vecinos.

"Desde la firma del acuerdo de cese de hostilidades, el 9 de mayo en Addis Abeba, el número de desplazados internos ha aumentado en 46.000 y ahora alcanza un total de 1.005.096 personas", decía el martes Adrian Edwards, portavoz del ACNUR. "En el mismo período, el número de refugiados de Sudán del Sur en Etiopía, Kenya, el Sudán y Uganda se ha incrementado en más de 20.000 hasta un total de 370.000 personas", explicó a los periodistas.

Sudán del Sur lleva más de seis meses inmerso en un conflicto civil, lo que ha agravado aún más la ya complicada situación humanitaria. La tregua firmada a principios de este mes es la segunda hasta el momento.

Actualmente Etiopía acoge la población más numerosa de refugiados de Sudán del Sur, compuesta por más de 130.000 personas, la mayoría mujeres y niños. Los recién llegados dicen que han huido de los combates que tienen lugar en los vecinos estados de Jonglei y Alto Nilo, en particular en los alrededores de Mathiang, en el condado de Longechuk, en el estado del Alto Nilo. Los que vinieron de otras zonas dijeron que huyeron porque temían que se produjeran ataques inminentes o por miedo a la inseguridad alimentaria.

Para alojar a los refugiados, el ACNUR y las autoridades de Etiopía han abierto este año tres nuevos campamentos, dos de los cuales (Leitchuor y Kule I) registran una población combinada de 95.000 refugiados y están casi llenos. El tercer campamento, Kule II, abierto el 17 de mayo, ya alberga a cerca de 6.000 refugiados.

"Dado que hay más de 16.500 refugiados en la frontera esperando ser realojados allí y que el promedio de refugiados de Sudán del Sur que llegan diariamente a Etiopía es de 1.000 personas, ya hemos empezado a buscar nuevos terrenos para construir un cuarto campamento," señaló Edwards.

Teniendo en cuenta que, a causa del conflicto en Sudán del Sur, ya hay 4 millones de personas en riesgo de inseguridad alimentaria aguda, el ACNUR ha expresado su preocupación por la posibilidad de que en las próximas semanas aumente el número de desplazados internos y hacia los países vecinos. Sudán del Sur también ha acogido a unos 320.000 refugiados del Sudán. Al ACNUR y a sus agencias socias también les preocupa la posible escasez de alimentos entre estos últimos, en particular los de la región de Maban en el Alto Nilo.

Actualmente, en todo el territorio de Sudán del Sur hay muchas personas que no pueden cultivar la tierra, que no tienen acceso a sus fuentes alimentarias habituales y no pueden emigrar con su ganado. Otro problema al que se enfrentan las personas que esperan huir de las zonas de combate es el mal estado de las carreteras y los pasos fluviales debido a la estación lluviosa.

"El ACNUR desea expresar su agradecimiento a los donantes por los 600 millones de dólares de los Estados Unidos prometidos la pasada semana en Oslo para financiar las operaciones humanitarias de las Naciones Unidas destinadas a aliviar la difícil situación de los desplazados forzosos de Sudán del Sur, tanto las operaciones en este país como las que se llevan a cabo en los cuatro países que acogen a los refugiados sursudaneses", dijo Edwards.

Gracias a la Voluntaria en Línea Luisa Merchán por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.