Guterres señala que es "absolutamente absurdo" culpar a los refugiados por el terrorismo

Guterres urges European Governments not to make any unilateral moves in the aftermath of recent attacks, but to find a united response. [for translation]

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, junto con el Primer Ministro de Serbia, Aleksandar Vucic, en el centro de recepción de Presevo, donde se registra a los refugiados.  © ACNUR/I.Szabo

PRESEVO, Serbia, 17 de noviembre (ACNUR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, declaró hoy que es "absolutamente absurdo" intentar culpar a los refugiados por los ataques terroristas, haciendo hincapié en que ellos fueron "las primeras víctimas" y que no pueden considerarse responsables por lo que ocurrió en París, Beirut ni en otros sitios.

En sus declaraciones durante su visita de un día a Serbia, Guterres instó a los gobiernos europeos a no actuar de manera unilateral en el marco de los ataques recientes, sino a encontrar una respuesta conjunta para resolver la crisis actual.

"No son las afluencias de refugiados las que causan el terrorismo, sino que son el terrorismo, la tiranía y la guerra las que crean refugiados", enfatizó durante su recorrido por el centro de recepción de refugiados de Presevo, ubicado en la frontera con la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

"Está claro que la estrategia de Daesh es no solo poner a los europeos en contra de los refugiados, sino también, dentro de Europa, enemistar a los ciudadanos dentro de las comunidades, a las comunidades dentro de los países y a los países dentro de la Unión Europea".

Actualmente, Serbia es el primer país de la llamada ruta de los Balcanes occidentales, donde se registra y se toman huellas digitales de casi todos los que llegan al país. Desde principio de año, 436.000 solicitantes de asilo fueron registrados en Serbia, con Presevo como el principal punto de ingreso.

"Serbia le está dando una lección a algunos de los Estados Miembro de la UE, a pesar de ella misma no ser miembro", añadió Guterres, expresando su "profundo agradecimiento" al Gobierno y al pueblo de Serbia por la manera tolerante y cálida en la que continúan recibiendo a los refugiados.

En una declaración a los medios de comunicación, el Alto Comisionado Guterres reiteró la postura de su organización de que los refugiados e inmigrantes deben ser entrevistados individualmente cuando ingresan a la UE y luego ser redistribuidos de una manera ordenada entre los Estados miembros.

Entre 6.000 y 8.000 personas llegan a Presevo a diario. Luego del registro, se trasladan a Sid, al noroeste de Serbia, desde donde continúan a Croacia y otros países.

El Primer Ministro, Aleksandar Vucic, reiteró el compromiso de Serbia a dejar sus fronteras abiertas y a no rodearlas con alambre de púas.

Guterres conversó con gran parte de los 600 refugiados presentes en el centro durante su visita y les aseguró que se está haciendo todo lo posible para evitar una tragedia humana cuando se asienten las temperaturas invernales, aunque advirtió que se avecinan tiempos difíciles para todos.

Comentando el hallazgo del pasaporte de una persona que había cruzado por Serbia en la escena de los ataques terroristas en París, advirtió que fue parte de una estrategia de los terroristas para avivar la hostilidad hacia los refugiados y aumentar la presión sobre los países europeos para que cierren sus fronteras.

"El pasaporte fue dejado allí para ser visto, lo que significa que el Daesh también tiene que, como estrategia, poner a los refugiados en el foco de atención . . . esto también está diseñado para intentar obligar a Europa a cerrar sus fronteras", afirmó a los periodistas. "Por eso, intentar culpar a los refugiados es absolutamente absurdo".

Añadió que la situación sería "completamente distinta si Europa hubiese tenido una capacidad de recepción eficaz en los puntos de ingreso, o si hubiese más vías legales para que las personas ingresen. Pero, lamentablemente, Europa falló por completo en estas dos cuestiones y, por lo tanto, los traficantes son los que mandan el show.

Guterres y el Primer Ministro de Serbia VuÄ?ić también visitaron el edificio de una antigua fábrica de tabaco, donde Serbia está preparando albergues adecuados para el invierno con el apoyo de ACNUR. Conocieron las oficinas donde se registran y toman las huellas digitales de los solicitantes de asilo y visitaron el centro de salud, las unidades de vivienda desarrolladas por IKEA y las carpas de ACNUR.

Solamente en octubre, el 93,5 por ciento de los solicitantes de asilo provino de los principales cinco países de los que proceden los refugiados, incluidos un 53,5 por ciento de Siria, un 29,6 por ciento de Afganistán y un 9,9 por ciento de Irak.

Desde junio de 2015, la Agencia de la ONU para los Refugiados ha brindado ayuda humanitaria por un valor de USD 3,1 millones a Serbia. Como consecuencia de los crecientes esfuerzos de preparación para el invierno, se espera que esta suma aumente a USD 8,7 millones o a cerca de mil millones de dinares hasta fin de año.

Por Melita Sunjic, Presevo, Serbia

Gracias a la Voluntaria en Línea María Paula Fernández Morel por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés al español de este texto.