El ACNUR, la OIM y otras Agencias del Sistema de Naciones Unidas siguen brindando su apoyo al Gobierno de Brasil en la reubicación de venezolanos

De acuerdo con cifras oficiales de Brasil, cerca de 75.000 venezolanos han acudido a la Policía Federal desde el año 2015 para poder regularizar su estancia en el país.   © ACNUR/Miguel Pachioni

El ACNUR en su calidad de Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados y la OIM, como Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, con el apoyo de otras Agencias del Sistema de la ONU, siguen trabajando junto al Gobierno de Brasil para promover la reubicación de venezolanos desde el norte hacia otras ciudades del país.

Desde que el programa de reubicación se inició en el mes de abril, casi 2.000 personas han sido reubicadas desde el Estado de Roraima en el norte hacia un número cada vez mayor de ciudades brasileñas tales como Brasília, Cuiabá, Manaos, Porto Alegre, y San Pablo. Se estima que otros 800 venezolanos serán reubicados hacia fines del mes de septiembre.

“La reubicación hacia otras ciudades va en aumento y consideramos que eso es algo que debe apoyarse puesto que dicha reubicación mejora las perspectivas de integración y las soluciones a largo plazo para los venezolanos a la par que alivia la congestión en el Estado de Roraima, abriendo espacios realmente muy necesarios en sitios de recepción temporal,” sostuvo José Egas, Representante del ACNUR en Brasil.

“La OIM brinda su apoyo al gobierno en lo relacionado con la estrategia de reubicación a fin de facilitar la integración de los venezolanos en Brasil, brindando orientación previa a la partida para asegurar que la decisión de los venezolanos de reubicarse sea realmente voluntaria, y también para poder garantizar que estén informados acerca de sus derechos”, explicó el Jefe de la Misión de la OIM Brasil Stéphane Rostiaux. “Trabajamos juntos con el Gobierno de Brasil, con la sociedad civil y con otras Agencias de la ONU para mejorar la estrategia de reubicación que contribuye a encauzar de mejor manera los flujos migratorios de venezolanos en Roraima”, agregó.

De acuerdo con estimaciones del ACNUR, un 75% de los venezolanos que llegan a Brasil han expresado su deseo de viajar a otros Estados en ese país. Además, una encuesta reciente del ACNUR ha mostrado que el 40% de los venezolanos en edad laboral que han sido trasladados a otras ciudades han logrado conseguir empleo.

Tanto el ACNUR como la OIM y las demás Agencias de Naciones Unidas han también brindado servicios destinados a abordar las necesidades de los venezolanos en cuanto a contar con la documentación legal pertinente, tener acceso a cuidados de la salud y a servicios de inmunización, albergue y opciones de reubicación. Además de lo hecho por el ACNUR y la OIM, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA por su sigla en inglés) asesora y dialoga con mujeres e integrantes de la comunidad LGBTI a fin de empoderar a estas personas a lo largo de todo el proceso, y para fortalecer la capacidad de las redes en las ciudades de acogida. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP por su sigla en inglés), en sociedad con el ACNUR, se encuentra promoviendo seminarios para sensibilizar al sector privado en lo relativo a dar empleo a los venezolanos.

Antes de su reubicación, el ACNUR se asegura de que los venezolanos que voluntariamente desean ser reubicados cuenten con la documentación adecuada para poder viajar, tengan un Número de Seguro Social Brasileño y un folleto sobre condiciones de empleo, la constancia de que han sido vacunados y que estén aptos para viajar.

A su llegada a las nuevas ciudades, la OIM y el ACNUR trabajan muy de cerca con las autoridades brasileñas para asegurar que los venezolanos cuenten con albergue adecuado. Por ejemplo, en el Estado de Rio Grande do Sul, el ACNUR y las autoridades locales están a punto de abrir un lugar en el cual se ubicará a unos 650 venezolanos. También serán los destinatarios de diversas actividades de asistencia social y de integración local. Mientras tanto la OIM se encuentra abriendo nuevas instalaciones destinadas a unos 80 venezolanos en el Estado de Paraná.

Hasta la fecha, existen 11 sitios temporarios de recepción que proporcionan espacio muy necesario para más de 4.500 venezolanos.

La OIM también brindará apoyo a futuras reubicaciones basadas en la reunificación familiar, mediante la provisión de controles de identidad junto al ACNUR y de transporte a través de vuelos comerciales. La semana pasada una familia venezolana de cuatro integrantes fue la primera que logró reunirse con un pariente que había estado viviendo y trabajando en Goiânia durante meses.

Tanto el ACNUR como la OIM y las demás Agencias de la ONU reciben con beneplácito el compromiso del gobierno brasileño en pos de aumentar los esfuerzos para lograr reubicar a los venezolanos y de esa manera reducir la presión existente sobre las comunidades de acogida y también crear nuevas posibilidades de integración para ellos.

De acuerdo con cifras oficiales de Brasil, cerca de 75.000 venezolanos han acudido a la Policía Federal desde el año 2015 para poder regularizar su estancia en el país. Aproximadamente unos 46.700 presentaron solicitudes de asilo en tanto que otros 15.000 solicitaron la residencia. Otros 13.800 ya tienen citas concertadas con la Policía Federal. De acuerdo con esta última, casi 155.000 venezolanos han ingresado a Brasil desde 2017, pero unos 79.000 ya se han ido del país.

Con aproximadamente 2.300.000 venezolanos viviendo fuera de su país, más de 1.600.000 lo han abandonado desde 2015, y el 90% de ellos se ha dirigido a otros países de Suramérica.

 

Para mayor información, por favor contactar a:

  • Fabiana Paranhos en la OIM Brasil, Tel: +55 61 3038.9014, Email: fparanhos@iom.int
  • Luiz Fernando Godinho en el ACNUR Brasil. Tel: +55.61.3044.5744, E-mail: godinho@unhcr.org