ACNUR abre un centro de recepción cerca de la frontera de Colombia para ayudar a los venezolanos vulnerables

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Una familia venezolana caminando en la carretera en proximidad de la ciudad fronteriza de Cúcuta, Colombia, en octubre de 2018.

Una familia venezolana caminando en la carretera en proximidad de la ciudad fronteriza de Cúcuta, Colombia, en octubre de 2018.  © ACNUR/Santiago Escobar-Jaramillo

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, junto con las autoridades colombianas, abre hoy un centro de recepción para ofrecer apoyo a los refugiados y migrantes vulnerables de Venezuela en la ciudad fronteriza de Maicao, en el departamento de La Guajira. El Centro de Asistencia Integral, establecido a solicitud de las autoridades nacionales y locales, tiene una capacidad inicial para 350 personas, pero tiene la posibilidad de crecer para alojar a más personas en el futuro. Las personas vulnerables de Venezuela tendrán acceso temporal a vivienda, alimentos, agua, atención médica básica y otros servicios en el centro.

El centro de recepción, el primero de su tipo en Colombia, tiene como objetivo abordar temporalmente las necesidades humanitarias y de protección urgentes de las personas más vulnerables que huyen de Venezuela, así como apoyar la respuesta de las autoridades locales.

Maicao es una de las ciudades de La Guajira con la mayor concentración per cápita de refugiados y migrantes de Venezuela. Cientos de personas, incluidos niños, niñas, adultos mayores, y personas con discapacidades y afecciones médicas críticas, se ven obligadas a vivir en las calles, debido a la falta de alternativas de alojamiento. Según una evaluación reciente del ACNUR, un número significativo de venezolanos en Maicao viven en las calles o en asentamientos informales y el 81% de los entrevistados dijeron que necesitaban albergue.

ACNUR abre un centro de recepción para venezolanos en Colombia

La planificación y la construcción del centro de recepción se llevaron a cabo después de extensas consultas a nivel nacional y local, incluso con las comunidades de acogida, para garantizar que el centro proporcione la respuesta más eficaz a sus necesidades e inquietudes específicas.

Más de 3,4 millones de venezolanos viven en el exilio, de los cuales 2,7 millones han abandonado el país desde 2015. Colombia es el país más afectado por este flujo, con más de 1,1 millones de refugiados y migrantes venezolanos. El Gobierno ha realizado esfuerzos encomiables para responder a estos recién llegados, a través de una generosa política de fronteras abiertas, una serie de medidas de regularización de estatus y la facilitación del acceso a servicios básicos. Sin embargo, las necesidades humanitarias han abrumado la capacidad de recepción del país y muchos venezolanos enfrentan riesgos de protección debido a la falta de documentos, acceso a la atención médica, alimentos, agua y educación, lo que hace que muchas personas vulnerables se vean obligadas a vivir en las calles, en riesgo de abuso y explotación.

Para complementar los esfuerzos del Gobierno para brindar protección internacional y responder a las crecientes necesidades humanitarias de los recién llegados de Venezuela, ACNUR está trabajando para fortalecer las redes de albergue, brindar asesoría legal y facilitar el acceso a alimentos, agua, educación y servicios de salud a las personas en necesidad extrema.

En toda la región, ACNUR está trabajando por los refugiados y migrantes de Venezuela, cuyas necesidades humanitarias, legales y de protección siguen requiriendo un apoyo internacional urgente. El Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes para 2019, requiere 738 millones de dólares para dar respuesta a las necesidades de 2,2 millones de venezolanos y 500.000 personas en comunidades de acogida en 16 países.