Refugiados etíopes que llegan a Sudán necesitan ayuda urgente

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Refugiados etíopes que huyen de los enfrentamientos en la región de Tigray, en el norte del país, cruzan la frontera en Hamdayet, Sudán, a través del río Tekezé.

Refugiados etíopes que huyen de los enfrentamientos en la región de Tigray, en el norte del país, cruzan la frontera en Hamdayet, Sudán, a través del río Tekezé.  © ACNUR/Hazim Elhag

El número de personas que están huyendo de la región etíope de Tigray hacia el este de Sudán ya superó las 33.000 personas y ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está trabajando contrarreloj para asegurar que mujeres, niñas, niños y hombres reciban la asistencia humanitaria que necesitan con extrema urgencia.

Nuestro personal en el cruce fronterizo de Hamdayet, en el estado de Kassala, y en el cruce de Lugdi, en el estado de Gedaref, sigue registrando a miles de nuevas llegadas cada día.

Las personas refugiadas nos han contado que estaban haciendo su vida normalmente cuando de repente estallaron los combates. Hemos conocido a maestros, enfermeras, oficinistas, agricultores y estudiantes que fueron tomados completamente por sorpresa. Muchos huyeron sin nada, excepto lo que llevaban puesto y tuvieron que caminar durante muchas horas y cruzar un río para buscar seguridad en Sudán.

Los refugiados están llegando a zonas aisladas que tienen muy poca infraestructura. El viaje de Kassala a Hamdayat y a Village 8 – otro lugar que alberga temporalmente a los refugiados – toma al menos seis horas. Para llegar a la frontera el personal humanitario tiene que tomar un ferry con una capacidad máxima para cuatro vehículos o tomar un desvío de tres horas por carretera.   

Las necesidades generales son enormes, pero se han hecho algunos avances para satisfacerlas, a medida que llega más ayuda a la frontera. Se siguen suministrando comidas calientes y se está distribuyendo agua. ACNUR ha desplegado personal para identificar a las personas más vulnerables y con necesidades especiales. Están llegando más suministros médicos a las clínicas, incluyendo alimentos terapéuticos y suplementos alimentarios.

Más de 5.000 refugiados han sido trasladados desde las fronteras al asentamiento de Um Raquba, 70 kilómetros al interior.

ACNUR necesita el apoyo inmediato de los donantes para poder seguir prestando asistencia al creciente número de refugiados.

Entretanto, después de casi dos semanas de conflicto, el número de desplazados internos en Etiopía aumenta cada día más. La falta de acceso a las personas necesitadas, junto con la imposibilidad de trasladar ayuda a la región, siguen siendo impedimentos importantes. Nos preocupa cada vez más la seguridad de la población civil en Tigray, incluidos los 100.000 refugiados eritreos que se encuentran en cuatro campamentos en la región. ACNUR no ha tenido noticias de su personal desde el lunes y estamos muy preocupados.

Los refugiados eritreos en Tigray dependían completamente de la asistencia, incluyendo comida y agua, antes de que estallara el conflicto y existe una gran preocupación de que los enfrentamientos en curso afecten gravemente los servicios prestados en los campamentos. Se proporcionaron raciones hasta finales de noviembre, por lo que es cada vez más importante que los trabajadores humanitarios tengan acceso a la zona y que se distribuyan alimentos adicionales antes de que los refugiados se vayan.

ACNUR se suma a otros organismos de las Naciones Unidas en pedir a todas las partes en el conflicto que protejan a los civiles desplazados y respeten la seguridad del personal humanitario, así como un alto al fuego temporal con efecto inmediato para permitir que se establezcan corredores humanitarios, e insta a que se garantice el acceso humanitario inmediato y sin impedimentos para llegar a las personas necesitadas en las zonas bajo el control de las partes en conflicto.

Para más información sobre este tema, por favor contactar: