ACNUR acoge con beneplácito la presentación de la Fundación Olímpica para los Refugiados

Hoy ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ha acogido calurosamente la presentación, por parte del Comité Olímpico Internacional, de la Fundación Olímpica para los Refugiados, con el objetivo de crear instalaciones deportivas seguras y actividades deportivas para la niñez refugiada, desplazada y vulnerable.

"ACNUR apoya completamente esta excelente iniciativa, la cual mejorará la vida de miles de niños desplazados y en desventaja, a través del deporte", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, que asistió a la presentación oficial en Lima, Perú, y que se convertirá en Vicepresidente de la Fundación.

"La creación de la Fundación Olímpica para los Refugiados llega como un paso natural en nuestra colaboración de 20 años con el Comité Olímpico Internacional", dijo él.

"El deporte para los niños, especialmente para los desplazados, es vital. Este les restaura la niñez, y les trae un sentido de normalidad a sus vidas jóvenes, pero quebrantadas. Para los niños refugiados, las actividades deportivas organizadas representan un espacio seguro en el que pueden sanar, crecer y desarrollarse", dijo el Alto Comisionado.

"El deporte es también un agente de cambio para los niños desplazados y refugiados que trabajan por mejorar su bienestar social, físico y emocional, lo que les devuelve autoconfianza y desarrolla sus habilidades", añadió.

Los programas deportivos diseñados por la Fundación se basarán en las necesidades de los beneficiarios y en sus capacidades para mantenerlos, con completa participación de todas las comunidades involucradas.

La Fundación también buscará reunir el apoyo de los gobiernos, organizaciones internacionales, miembros de movimientos olímpicos, ONG, sector privado, individuos, con un particular énfasis en las alianzas nacionales.

Gracias a la cooperación entre el Comité Olímpico Internacional y el ACNUR, en más de 45 países, entre ellos Jordania, Ruanda, Colombia y Etiopía, se han iniciado proyectos orientados al deporte en situaciones de refugiados y de desplazamientos, beneficiando a decenas de miles de niños y jóvenes.

De los aproximadamente 65,6 millones de refugiados, personas desplazadas y otros grupos vulnerables de todo el mundo, el 51% son niños. La mayoría de ellos han experimentado alguna forma de violencia y trauma. Las actividades deportivas regulares y estructuradas en un entorno seguro son esenciales para brindar protección a estos niños y ayudarles a reconstruir sus vidas.

Contactos para los medios: