Mujer trans salvadoreña es nombrada ganadora regional del Premio Nansen 2019 para los Refugiados de ACNUR

Bianka Rodríguez, directora general de la organización salvadoreña COMCAVIS TRANS, ha sido anunciada como la ganadora regional por las Américas del Premio Nansen 2019 para los Refugiados del ACNUR.   © ACNUR/Tito Herrera

Bajo la dirección de Bianka Rodríguez, COMCAVIS TRANS se ha convertido en una organización líder en la protección de personas LGBTI desplazadas forzosamente en El Salvador. Como parte de su labor, COMCAVIS TRANS ha fortalecido las capacidades de liderazgos comunitarios para identificar a personas en  riesgo de desplazamiento forzado, personas desplazadas internamente y deportadas con necesidades de protección, con el propósito de brindar asistencia humanitaria incluyendo albergue temporal, servicios legales y psicosociales, así como el acompañamiento ante  instituciones gubernamentales y estatales competentes para la atención de personas vulnerables. Actualmente,  ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, en coordinación con COMCAVIS TRANS, apoya a siete grupos comunitarios de personas LGBTI en condición de vulnerabilidad.

La organización ha capacitado a servidores públicos de diferentes instituciones sobre los derechos de las personas LGBTI, las cuales muchas veces son discriminadas en diferentes ámbitos, debido a su orientación sexual, expresión e identidad de género.  Su lucha continúa inspirando a muchas personas que ven su trabajo e incidencia como una salida de la desesperanza.

Por 65 años, el Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR ha honrado el extraordinario servicio que grupos u organizaciones de la sociedad civil han realizado en favor de las personas refugiadas, desplazadas y apátridas, yendo más allá del llamado del deber para protegerlas.

Hay otros cuatro ganadores regionales del Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR 2019, que al igual que Bianka,  solo reciben un reconocimiento simbólico y no económico a su labor.

  • Evariste Mfaume, fundador de la ONG Solidarité des Volontaires pour l'Humanité (SVH), en la República Democrática del Congo, que defiende los derechos de las personas congoleñas desplazadas por el conflicto, así como de las personas refugiadas y sus comunidades de acogida;
  • Alberto Cairo, un fisioterapeuta en Afganistán y jefe del programa ortopédico del Comité Internacional de la Cruz Roja, que ha pasado casi 30 años proveyendo prótesis a afganos con discapacidades y ayudando a las personas heridas a encontrar trabajo;
  • Humanitarian Corridors, una innovadora iniciativa transfronteriza establecida por cuatro grupos religiosos en 2013 para permitir a personas refugiadas particularmente vulnerables comenzar de manera segura una nueva vida en Italia, y
  • Abeer Khreisha, una voluntaria comunitaria en Jordania, conocida como “la madre de los sirios”, por sus 30 años de trabajo ayudando a personas refugiadas.

El ganador global se anunciará el 2 de octubre y se le entregará el premio en una ceremonia en Ginebra, Suiza, el 7 de octubre.

Sobre el Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR:

El Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR reconoce el extraordinario trabajo humanitario en nombre de las personas refugiadas, desplazadas internas o apátridas. El premio al ganador global incluye una medalla conmemorativa y un premio monetario de 150.000 dólares donados generosamente por los gobiernos de Suiza y Noruega. En estrecha consulta con ACNUR, el galardonado utiliza el premio monetario para financiar un proyecto que complemente su trabajo existente. Los ganadores regionales no reciben un premio monetario, no obstante, son reconocidos en una ceremonia simbólica.

El programa del Premio Nansen para los Refugiados se financia en alianza con el Gobierno suizo, el Gobierno noruego, el Consejo de Estado de la República y el Cantón de Ginebra, el Consejo Administrativo de la ciudad de Ginebra y la Fundación IKEA.

Para mayor información: