En marcha los preparativos de invierno para los refugiados y desplazados sirios

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

La refugiada siria Nadira se encuentra al sol afuera de su tienda familiar en el campamento de Bardarash, en la gobernación de Dohuk, con su hijo de tres años y su hija de cuatro años. Su huida de Siria fue una lucha y ahora Nadira teme el próximo invierno.   © ACNUR / Houssam Hariri

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, estima que alrededor de 3,8 millones de refugiados sirios e iraquíes, así como desplazados internos y refugiados de otras nacionalidades, necesitan asistencia adicional durante este invierno en Siria, Irak, Líbano, Jordania y Egipto. Para muchas personas de Siria, este será el noveno invierno consecutivo en desplazamiento. Las continuas preparaciones de asistencia iniciaron en septiembre y el apoyo continuará durante el invierno hasta marzo del próximo año.

Los preparativos incluyen entregas de artículos básicos de invierno, como mantas de térmicas, láminas de plástico y ropa de abrigo. Los albergues para refugiados están siendo reparados y mejorados para que sean resistentes a la intemperie. Otras actividades incluyen mejoras en los sistemas de drenaje y otras infraestructuras, tanto en campamentos como en asentamientos informales. Las familias de refugiados vulnerables reciben asistencia monetaria estacional para satisfacer sus necesidades adicionales durante los fríos meses de invierno.

Dada la caída de la temperatura y las lluvias en toda la región, los equipos del ACNUR y nuestros socios ya están distribuyendo asistencia de invierno en Siria e Irak. A fines de octubre, se había llegado a más de 364.000 refugiados y desplazados internos con asistencia para el invierno en estos dos países. En el Líbano, Jordania y Egipto, la identificación de los beneficiarios de la asistencia para el invierno está en curso.

En toda Siria, ACNUR tiene como objetivo llegar a 1,6 millones de desplazados internos sirios (320.000 familias). Se da prioridad a la asistencia para desplazados internos vulnerables y retornados, familias recién desplazadas, personas que viven en áreas de difícil acceso y en albergues de calidad inferior, retornados espontáneos, así como personas en lugares recientemente accesibles que no han recibido asistencia en el pasado. Las distribuciones hasta ahora incluyen el noreste de Siria, donde ACNUR, como parte de los esfuerzos interinstitucionales, ha brindado ayuda básica y artículos de invierno a más de 177.500 personas desplazadas en comunidades de acogida, albergues y campamentos colectivos, incluso a más de 86.500 personas en los campamentos de Al-Hol, Areesha, Roj y Mahmoudli.

ACNUR en Iraq tiene como objetivo brindar asistencia invernal a más de 660.000 desplazados internos (110.000 familias): 157.700 refugiados sirios (38.300 familias) y 16.800 refugiados de otras nacionalidades (4.200 familias). Solo en octubre, más de 89.000 desplazados internos y repatriados (casi 15.000 familias) recibieron asistencia en efectivo durante el invierno. Casi una de cada tres de estas familias estaba encabezada por una mujer.

En Líbano, ACNUR está proporcionando ayuda de invierno a más de 860.000 refugiados sirios (unas 172.000 familias) y 9.000 refugiados iraquíes (3.000 familias) que viven por debajo del umbral de pobreza. El setenta y tres por ciento de las familias de refugiados sirios en el Líbano vive por debajo del umbral de pobreza, que es de 3,84 dólares per cápita por día. No pueden cubrir sus necesidades básicas de supervivencia, como alimentos, salud y vivienda. Como consecuencia, aumentan los riesgos de protección y la exposición a mecanismos de afrontamiento negativos como el trabajo infantil, los matrimonios precoces o el sexo por supervivencia. Casi nueve de cada diez hogares tiene deudas, lo que indica claramente que las familias de refugiados sirios carecen de los recursos para cubrir sus necesidades esenciales. Durante el invierno, su situación se ve agravada por los choques económicos asociados con las condiciones climáticas adversas y la reducción de las oportunidades de ingresos ya limitadas. Además, muchas familias enfrentarán riesgos de salud adicionales ya que no pueden mantenerse calientes. Hay inundaciones y el acceso a la atención médica ya es limitado. A la luz de la gran crisis económica que actualmente afecta al Líbano, la campaña de invierno de ACNUR este año llegará a más familias libanesas vulnerables que en años anteriores para garantizar que puedan mantenerse calientes durante la temporada de invierno a pesar de su situación en rápido deterioro.

A partir de este mes, en Jordania, ACNUR está llegando a más de 310.000 refugiados sirios (69.000 familias) en campamentos y áreas urbanas esta temporada de invierno. En dos grandes campamentos, Azraq y Za'atari, las familias recibirán asistencia financiera de invierno por única vez a través de las instalaciones humanitarias comunes de distribución de efectivo y recibirán efectivo para obtener gas para calefacción. En las zonas urbanas, ACNUR también proporcionará un paquete único que cubre el costo de un calentador, una bombona de gas, recargas de gas durante cuatro meses y mantas para cada miembro de la familia.

En Egipto, ACNUR planea proporcionar asistencia monetaria estacional a más de 87.000 refugiados sirios (29.000 familias) y 3.934 refugiados iraquíes (1.659 familias), a partir de noviembre.

ACNUR agradece el apoyo que nuestros donantes gubernamentales y del sector privado han mostrado hasta ahora para nuestros esfuerzos para ayudar y proteger a los refugiados y desplazados internos sirios. Sin embargo, la financiación general de las operaciones del ACNUR para los desplazados internos en Siria y los refugiados sirios en los países vecinos en 2019 es del 43% de los 2.180 millones de dólares estadounidenses requeridos.

Los sirios siguen siendo la población de refugiados más grande del mundo. Más de 5,6 millones viven en países vecinos y en todo el norte de África. Se estima que otros 6,2 millones están desplazados dentro de Siria.

Para mayor información sobre el tema, por favor contactar: