ACNUR evacúa a cientos de personas refugiadas detenidas en Libia

Tres niños esperan ser evacuados de Libia a Níger, en la instalación de reunión y salida de ACNUR en Trípoli.   © ACNUR/Mohamed Alalem

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, evacuó hoy a cerca de 325 personas refugiadas del centro de detención de Qaser Ben Gasheer, en el sur de Trípoli, en medio del deterioro de las condiciones de seguridad y el aumento de la violencia. La reubicación, llevada a cabo en conjunto con la OIM, se dio después de los reportes del martes del uso de violencia armada en contra de los detenidos, que protestaban por las condiciones en las cuales se les mantenía, con reportes de tiros al aire con armas de fuego. Si bien no hubo heridas de bala, 12 refugiados sufrieron ataques físicos que requirieron atención médica.

“Nunca antes las personas refugiadas y migrantes habían enfrentado tanto peligro en Trípoli como en este momento”, dijo Matthew Brook, Jefe Adjunto de la Misión de ACNUR en Libia. “Es vital que las personas refugiadas que se encuentran en peligro puedan ser liberadas y evacuadas a un lugar seguro”.

Los refugiados fueron transferidos al centro de detención de Azzawya, donde corren un menor riesgo de quedar atrapados en medio de las hostilidades. A su llegada, recibieron artículos clave de ayuda y atención médica por parte del ACNUR y su socio,  International Medical Corps. Se están identificando a las personas más vulnerables, incluyendo a mujeres, niños y niñas, y serán llevadas a la instalación de reunión y salida del ACNUR.

La reubicación se llevó a cabo con el apoyo de las autoridades libias, la Misión de Apoyo de la ONU en Libia, nuestro socio LibAid, y la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), que facilitaron un corredor humanitario que posibilitó el traslado.

La reubicación es la cuarta organizada por ACNUR desde la reciente escalada del conflicto en Libia. Nuestros equipos se esfuerzan por sacar a los detenidos a salvo. ACNUR ha trasladado a más de 825 refugiados de los centros de detención de Ain Zara, Abu Salim, Qaser Ben Gasheer, Tajoura y Zintan en las últimas dos semanas.

ACNUR sigue preocupado por unos 3.000 refugiados y migrantes que permanecen en centros de detención en Trípoli. El deterioro de la situación de seguridad significa que es imperativo que los refugiados y los migrantes sean liberados de inmediato y que se les proporcione un camino hacia la seguridad. Mientras continúa la violencia, ACNUR y los equipos de las agencias humanitarias han restringido el acceso a los centros de detención para brindar ayuda y asistencia vitales.

Las condiciones actuales en Libia siguen subrayando el hecho de que es un lugar peligroso e inadecuado para las personas refugiadas y migrantes. ACNUR reitera que no se debe escatimar ningún esfuerzo para evitar que los rescatados en el mar sean devueltos a Libia.

Para mayor información, por favor contacte: 

• En Trípoli, Paula Barrachina,[email protected], +218 91 001 7553
• En Túnez, Tarik Argaz, [email protected], +216 29 961 295
• En Amán, Rula Amin, [email protected], +962 790 04 58 49
• En Ginebra, Charlie Yaxley, [email protected], +41 795 808 702