El Alto Comisionado y el Papa Francisco coinciden en que la solidaridad y el cuidado deben ser la base de la respuesta mundial al desplazamiento

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados y el Papa Francisco coinciden en que la solidaridad y el cuidado deben ser la base de la respuesta mundial al desplazamiento

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, se reunió con el Papa Francisco.  © ACNUR/Vatican Media

En una audiencia privada en la Santa Sede, Filippo Grandi, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, aplaudió el enfoque holístico sobre el desplazamiento forzado y las necesidades de los grupos en mayor situación de vulnerabilidad (con inclusión de las personas que deben abandonar sus hogares) que se esboza en Fratelli Tutti, la carta encíclica del Papa Francisco.

Durante su visita a la Ciudad del Vaticano, el Alto Comisionado subrayó cuán importante es fortalecer la cooperación entre la Santa Sede y la Agencia de la ONU para los Refugiados, en cuanto a la protección e integración de las personas refugiadas y solicitantes de asilo.

Después de entregar al Alto Comisionado una copia firmada de su mensaje para conmemorar el quincuagésimo cuarto Día Internacional de la Paz, Su Santidad expresó su preocupación por la magnitud de las emergencias humanitarias en el mundo. Más de 80 millones de personas se han visto obligadas a huir a causa del conflicto, las persecuciones y la violencia; además, los países con menos recursos han asumido la carga de la crisis mundial de refugiados.

“El Papa Francisco es la voz de las personas más marginadas: refugiados, víctimas de desplazamiento forzado y migrantes”, señaló Grandi. “Su compromiso incansable ha marcado la diferencia en la atención a las personas que huyen de crisis humanitarias de gran magnitud, al proporcionar protección y apoyo en la integración de los grupos más vulnerables en los países de acogida”, añadió.

ACNUR espera que se amplíe la colaboración con el Vaticano en congruencia con los objetivos del Pacto Mundial sobre los Refugiados, que busca compartir responsabilidades con los países de acogida, los cuales brindan apoyo al mayor número de personas desplazadas.