Neil Gaiman lanza un cortometraje animado de colaboración abierta para recaudar fondos para los refugiados sirios que luchan contra temperaturas polares y vientos gélidos durante la pandemia de COVID-19

Neil Gaiman trabajando al video 'Lo que necesitas para estar abrigado' en su casa en la isla de Skye, Escocia, en octubre de 2020.

Neil Gaiman trabajando al video 'Lo que necesitas para estar abrigado' en su casa en la isla de Skye, Escocia, en octubre de 2020.  © ACNUR/Jim Petersen

Neil Gaiman – autor reconocido y Embajador de Buena Voluntad de ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados – ha unido fuerzas con cientos de fans y artistas para lanzar una nueva versión animada de su poema What You Need To Be Warm (Lo que necesitas para estar abrigado).

El cortometraje animado tiene como objetivo recaudar los fondos necesarios para el Llamamiento de Invierno de ACNUR, gracias al cual se proporciona ayuda vital a los refugiados en el Oriente Medio, entre ellos refugiados sirios e iraquíes, muchos de los cuales están enfrentando su noveno invierno lejos de sus casas. Este año es el más duro hasta ahora, ya que los refugiados se enfrentan a nieve, lluvia y temperaturas gélidas, todo eso sumado al impacto de la Covid-19, que ha afectado dramáticamente a las familias más vulnerables, ha representado un riesgo para la salud, ha destrozado los medios de vida de las personas refugiadas y ha obligado a muchas de ellas a vivir a la intemperie.

El poema de Neil Gaiman, escrito el año pasado en exclusiva para el ACNUR, refleja las travesías y los desafíos que enfrentan las personas refugiadas, especialmente en los fríos meses de invierno. Gaiman involucró a sus seguidores de Twitter en el proceso, pidiéndoles que compartieran palabras y recuerdos que evocasen calor como fuentes de inspiración para su poema. Más de 25.000 palabras fueron compartidas por sus seguidores en todo el mundo, incluyendo a Monica Lewinsky y a su colega como Embajador de Buena Voluntad de ACNUR, Ben Stiller.

Este año Gaiman volvió a compartir el poema con sus 2,4 millones de seguidores en Twitter pidiéndoles que le enviaran obras de arte en línea para ayudarle a dar vida a la composición a través de un cortometraje animado. Durante siete días se recolectaron imágenes de siete temas específicos del poema usando el hashtag #drawforrefugees (dibuja para los refugiados). Más de 900 obras fueron enviadas por personas de diversa extracción artística de todo el mundo, desde estudiantes y aficionados hasta ilustradores y diseñadores. Una selección de estas imágenes de colaboración abierta se ha usado para animar el cortometraje, que también incluye metrajes de imágenes e ilustraciones rotoscópicas de refugiados y tomas en vivo de Neil en su casa y mientras está leyendo el poema en la Isla de Skye, Escocia.

Neil dijo: “Este año ha sido increíblemente desafiante y difícil para muchas personas en todo el mundo. Pero esta fue una oportunidad para unir fuerzas y mostrar amabilidad y creatividad y ayudar a miles de familias vulnerables”.

“He conocido a refugiados sirios en Jordania que se vieron obligados a huir de sus hogares de un momento para otro, pudiendo agarrar solo unas pocas pertenencias. Estas personas han utilizado su iniciativa y todos sus recursos para conseguir los mejores alojamientos posibles en dichas circunstancias y mantener a sus familias. Pero con el conflicto que ahora está en su décimo año sus ahorros se han agotado y, debido a la COVID, hay muy pocas oportunidades para generar ingresos y, por lo tanto, necesitarán el apoyo de ACNUR para sobrevivir el invierno.

“Este video animado fue una oportunidad para que todo el mundo se uniera para ayudar a generar conciencia y recaudar fondos para proteger a estas familias. Me sorprendió mucho la respuesta y la calidad de los dibujos presentados en línea. Las personas realmente se preocupan y quieren ayudar, ¡y todavía pueden hacerlo haciendo una donación!”

Más de seis millones de personas han huido de Siria, en su mayoría viven en los países vecinos como Irak, Jordania, El Líbano, Egipto y Turquía. Más de seis millones de personas se han visto obligadas a desplazarse de sus hogares dentro de Siria. El Llamamiento de Invierno de ACNUR ayudará a estas familias a comprar ropa, mantas y artículos esenciales para mantenerse abrigadas mientras luchan para salir adelante en alojamientos improvisados y asentamientos superpoblados con temperaturas bajo cero.

Samira, que vive en el campamento de refugiados de Azraq, en Jordania, ayudó a diseñar un motivo con rosas que bordea una Bufanda de Solidaridad gigante con las palabras ‘What You Need To Be Warm’.

Ella explicó: “Todos nosotros, y hablo por todos los sirios, hemos pasado por lo que [Neil] describe en el poema. Hubo momentos en los que no pudimos encontrar comida para nuestros hijos, o cuando no había nada con que cubrirlos para que estuvieran abrigados. Todos nosotros hemos pasado por esto”.

Irene Omondi es la funcionaria de ACNUR que gestiona el campamento de refugiados de Za’atari, donde viven alrededor de 77.000 mujeres, hombres, niñas y niños.

Ella dijo: “Con decenas de miles de familias que todavía no pueden volver a casa, o que ya no tienen hogares a donde regresar, la asistencia de ACNUR es más necesaria este invierno que nunca. Pero nuestra respuesta a la pandemia nos ha dejado casi sin recursos y necesitamos urgentemente donaciones. La pandemia no sólo amenaza la salud de las personas refugiadas, sino todos los aspectos de sus vidas. Antes de la COVID-19, algunos refugiados sirios encontraban trabajo de vez en cuando en la economía informal, ganando lo suficiente para alimentar a sus familias durante un día. Pero esas oportunidades ahora casi han desaparecido y muchas personas refugiadas a duras penas pueden sobrevivir ahora; ¿cómo pasarán el invierno?”

Para más información sobre cómo ayudar, por favor visitar www.unhcr.org/keepwarm

Nota para los editores:

Para solicitar una entrevista con Neil Gaiman o un trabajador o trabajadora de ACNUR en El Líbano o Jordania, por favor contactar:

Para ver un avance del nuevo cortometraje ‘What You Need To Be Warm’:

Por favor registrarse en media.unhcr.org e ingresar a este enlace https://media.unhcr.org/Package/2CZ7A2K9YDN4 para:

  • Ver un avance y descargar una selección de las imágenes de colaboración abierta que se usaron en el cortometrajeWhat You Need To Be Warm’
  • Descargar todas las versions del cortometraje ‘What You Need To Be Warm’ (inglés, francés, español, árabe en los formatos horizontal, vertical, cuadrado)

Sobre ACNUR

ACNUR, La Agencia de la ONU para los Refugiados, es una organización internacional que se dedica a salvar vidas, proteger los derechos y construir un futuro mejor para las personas que se vieron obligadas a huir de sus casas debido al conflicto y la persecución. Lideramos la acción internacional para proteger a las personas refugiadas, desplazadas y apátridas.

Entregamos asistencia de primera necesidad, defendemos los derechos humanos fundamentales y buscamos soluciones que garanticen que todas las personas tengan un lugar seguro al que llamar hogar, donde construir un futuro mejor. También trabajamos para asegurar que las personas apátridas obtengan una nacionalidad.

Trabajamos en más de 130 países, usando nuestra experiencia para proteger y asistir a millones de personas. www.acnur.org

 

Lo que necesitas para estar abrigado de Neil Gaiman

Una papa asada en una noche de invierno para que te caliente las manos o te queme la boca.
Una manta tejida por las manos expertas de tu madre. O las de tu abuela.
Una sonrisa, una caricia, cariño, cuando regresas de la nieve
o vuelves a ella, con las puntas de las orejas enrojecidas y congeladas.

El tintineo de los radiadores de hierro resonando en una casa vieja.
Despertar de los sueños en una cama, escondido debajo de las mantas y de los edredones,
pasar de tener frío a tener calor es todo lo que importa, y piensas
sólo un minuto más acurrucado aquí antes de enfrentar el frío. Sólo uno.

Los lugares donde dormíamos de niños: llenan de calor nuestros recuerdos.
Es un viaje hacia adentro. Hacia las llamas anaranjadas de la chimenea
o la leña que se quema en la estufa. Empañas las ventanas con tu aliento,
haces un garabato con un dedo, lo borras con tu mano.

La escarcha en el suelo que permanece en la sombra, está esperándonos.
Ponte una bufanda. Un abrigo. Un suéter. Ponte medias. Y guantes cálidos.
Un bebé duerme entre nosotros. Una estampida de perros,
una familia de gatos y gatitos. Entra. Ahora estás a salvo.

Una tetera hirviendo en la estufa. Tu familia o amigos están ahí. Sonríen.
Cacao o chocolate, té o café, sopa o ponche, lo que sientes que necesitas.
Un intercambio de calor, te lo dan, tomas la taza
y empieza el deshielo. Entretanto, afuera, para algunos de nosotros el viaje comenzaba
dejamos la casa de nuestros abuelos
los lugares que conocíamos de niños: cambiamos de estado y de estado y de estado,
atravesamos desiertos pedregosos, desafiamos aguas profundas,
mientras la comida y los amigos, la casa, una cama, incluso una manta, se convierten sólo en recuerdos.

A veces sólo hace falta que un desconocido, en un lugar oscuro,
nos preste una bufanda mal tejida, nos ofrezca una palabra amable, para decirnos
que tenemos derecho a estar aquí, para darnos calor en la estación más fría.

Tienes derecho a estar aquí.