Cerrar sites icon close
Search form

Search for the country site.

Country profile

Country website

Educación

El 48% de la niñez refugiada – es decir, casi la mitad de esta población – no asiste a la escuela.

A nivel preprimaria, la tasa promedio de matriculación para el curso académico 2020-2021 en los países que proporcionaron datos fue del 42 por ciento.

En la escuela primaria, la tasa correspondiente en los países participantes fue del 68 por ciento; en contraste, a nivel secundario, la tasa fue del 37%, lo cual refleja que aún existen barreras estructurales que obstaculizan el acceso del estudiantado refugiado a educación secundaria y terciaria. Con respecto a esta última, la tasa de matriculación en el mismo curso académico fue del 6 por ciento.

En relación con 2019 ha habido un aumento de tres puntos porcentuales, lo cual constituye un cambio significativo para miles de personas jóvenes y para sus comunidades.

De los 20,7 millones de personas refugiadas por las que ACNUR trabaja, 7,9 millones están en edad escolar, pero su acceso a la educación es limitado, ya que la mitad de la niñez refugiada no puede asistir a la escuela. 

La Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes señala que la educación es un elemento crítico en la respuesta internacional a la situación de las personas refugiadas. Además, el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 consiste en ofrecer “educación inclusiva y de calidad para todas las personas, así como promover el aprendizaje permanente”. 

ACNUR colabora con gobiernos y organizaciones internacionales para garantizar que la niñez y la juventud refugiadas de todo el mundo reciban educación de calidad.

Tu ayuda contribuirá a la reconstrucción de sus vidas.

La educación es un derecho humano fundamental que está consagrado en la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989 y en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

La educación protege a la niñez y a la juventud refugiadas del reclutamiento forzado en grupos armados, trabajo infantil, explotación sexual y matrimonio infantil; además, fortalece la resiliencia de las comunidades.

La educación permite recobrar el poder de acción y de decisión porque brinda a las personas refugiadas el conocimiento y las habilidades que les permitirán llevar vidas productivas, plenas e independientes.

La educación ilumina a las personas refugiadas porque les permite aprender sobre sí mismas y sobre el mundo que las rodea mientras se esfuerzan por reconstruir sus vidas y comunidades.

Text and media 39

Educación para la niñez y la juventud

Las habilidades que se adquieren en la escuela primaria y secundaria constituyen la base del aprendizaje para toda la vida. Esto permite que la niñez y la juventud refugiadas edifiquen continuamente sus conocimientos y competencias para sobrevivir y prosperar en sus vidas personales.

Conocer más detalles

Left

Text and media 40

Educación terciaria

ACNUR y sus socios tienen el compromiso de garantizar que, para el año 2030, el quince por ciento de la juventud refugiada – tanto mujeres como hombres – esté matriculada en instituciones de educación superior mediante becas e iniciativas como el programa DAFI y el aprendizaje conectado.

Conocer más detalles

Left

Text and media 41

Actividades de sensibilización

Esta página contiene recursos profesionales y materiales didácticos – sobre las personas refugiadas, el asilo y la migración – para los niveles primario y secundario, así como orientaciones para los cuerpos docentes en cuyas aulas hay niñas y niños refugiados. 

Conocer más detalles

Left