La Casa del Migrante de Saltillo inaugura adecuación de espacios con financiamiento de ACNUR

La Casa del Migrante de Saltillo ahora cuenta con mobiliario al aire libre, un área de juegos infantiles y una zona con aparatos de ejercicio.

La Casa del Migrante de Saltillo ahora cuenta con mobiliario al aire libre, un área de juegos infantiles y una zona con aparatos de ejercicio.  © ACNUR

Diferentes espacios de la Casa del Migrante de Saltillo fueron rehabilitados para brindar mejores servicios a la población usuaria, con el apoyo de ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

La Casa del Migrante, que opera desde hace 14 años en la capital coahuilense brindando no solo hospedaje y alimentación a la población, sino también atención psicosocial y educativa, así como asistencia jurídica, identificó que algunas instalaciones podían ser renovadas para ofrecer una atención integral a las personas que recibe.

Con el apoyo de ACNUR, la Casa del Migrante de Saltillo ahora cuenta con mobiliario al aire libre que puede ser utilizado como sala de espera para nuevos ingresos, así como con un área de juegos infantiles y con una zona con aparatos de ejercicio que ayudarán a que la estancia en este albergue sea más llevadera para personas de todas las edades. 

Además, el ACNUR invirtió en sistemas de captación de aguas grises y de aguas pluviales, así como en instalación de luminarias. 

La asociación con organizaciones de la sociedad civil, como la Casa del Migrante de Saltillo, es fundamental para proteger a las personas solicitantes de asilo y refugiadas.

Shant Dermegerditchian, Jefe de la Oficina del ACNUR en Monterrey, aseguró que la asociación con organizaciones de la sociedad civil, como la Casa del Migrante de Saltillo, es fundamental para proteger a las personas solicitantes de asilo y refugiadas, así como para fomentar la integración de las personas que han sido reconocidas como refugiadas por las autoridades mexicanas. 

Asimismo, añadió que desde 2016, más 7,500 personas refugiadas han sido integradas exitosamente en ciudades del norte del país como Saltillo, Aguascalientes, Guadalajara, Querétaro, León, Monterrey, Puebla y San Luis Potosí, ciudades que cuentan con una gran demanda de mano de obra y que pueden absorber fácilmente a las personas refugiadas, sin detrimento de las oportunidades laborales para la población local. La gran mayoría de estas personas están trabajando en el sector formal, pagando impuestos y contribuyendo a la economía mexicana.

Con estos proyectos de infraestructura pública se busca fomentar la cohesión social.

Con estos proyectos de infraestructura pública se busca fomentar la cohesión social.  © ACNUR

En tanto, el Padre Pedro Pantoja, asesor general de la organización, agradeció al ACNUR el apoyo recibido en estos años y valoró el esfuerzo de la comunidad internacional para apoyar la defensa de los derechos humanos de las personas refugiadas, la cual sólo en la Casa del Migrante de Saltillo asciende a 1,121 personas que han sido representadas legalmente este 2020.

También expresó la importancia de la adecuación de espacios, pues gracias a este apoyo, la Casa del Migrante podrá seguir brindando cada año asistencia humanitaria a cerca de 7,000 personas en contexto de movilidad, en condiciones más seguras durante el periodo de pandemia provocada por la Covid-19, en este contexto, dijo, es más necesario que nunca el contar con lugares seguros y al aire libre. Además, expresó su agradecimiento a todas las personas que brindan apoyo y siguen colaborando con la organización.

A la par de la inversión en las instalaciones de la Casa del Migrante, en coordinación con el Gobierno municipal de Saltillo, desde 2019 el ACNUR ha invertido más de 12 millones en la construcción de un centro comunitario, compra de material deportivo y juegos infantiles, rehabilitación de parques, mantenimiento de instalaciones sanitarias, canchas deportivas, módulos de vigilancia, accesibilidad para personas con discapacidad, entre otros proyectos. 

Con estos proyectos de infraestructura pública se busca fomentar la cohesión social, en este caso, facilitando la convivencia entre los habitantes de Saltillo, incluidas las personas refugiadas, que desde hace dos años se han insertado exitosamente en la capital coahuilense.

Para más información contacte con:
Silvia Garduño
Oficial de información pública
ACNUR México
Teléfono: 55 2848 7440
[email protected] // [email protected]