Cerrar sites icon close
Search form

Search for the country site.

Country profile

Country website

Uruguay: organizaciones de la sociedad civil y Naciones Unidas continúan trabajando por las personas refugiadas y migrantes de Venezuela

Uruguay: organizaciones de la sociedad civil y Naciones Unidas continúan trabajando por las personas refugiadas y migrantes de Venezuela

10 March 2023
La presentación del Plan de Respuesta para Refugiados y Migrantes de Venezuela 2023-2024 fue encabezada por ACNUR, OIM y 12 organizaciones.

Presentaron el Plan 2023-2024 de la Plataforma de Respuesta para Refugiados y Migrantes de Venezuela coliderada por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) enfocado mayoritariamente en el trabajo de protección e integración. Los requerimientos totales de financiación son de 8,92 millones de dólares en 2023.

MONTEVIDEO, Uruguay – ACNUR y OIM junto con otras agencias del Sistema de Naciones Unidas y organizaciones de la sociedad civil uruguaya presentaron el martes el Plan de Respuesta para Refugiados y Migrantes de Venezuela 2023-2024 (RMRP, por sus siglas en inglés) que tiene como objetivo alcanzar más de 9400 personas refugiadas y migrantes de Venezuela y las comunidades de acogida.

A la presentación realizada en la Casa ONU asistieron autoridades del gobierno nacional y gobiernos locales, representantes diplomáticos de los principales cooperantes con el Plan (Alemania, Canadá, España, Francia, Suiza, Unión Europea), agencias, fondos y programas de las Naciones Unidas, representantes de la academia, sociedad civil y organizaciones que apoyan a personas venezolanas en Uruguay.

Durante el encuentro, que tuvo lugar en Montevideo, Juan Ignacio Mondelli, Jefe de Oficina de ACNUR en Uruguay, destacó “el vínculo entre la acción humanitaria en el marco del RMRP, la articulación con el Estado y el trabajo conjunto con el resto del Equipo de Naciones Unidas y las organizaciones de la sociedad civil en estrategias que contribuyan a promover la integración local y la estabilización de la situación de las personas refugiadas y migrantes en el país”.

La Primera Secretaria de Servicio Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores Uruguay, Julieta Falero, destacó que el Plan 2023 -2024 permite una gestión migratoria más eficiente y eficaz, y reafirmó el compromiso de la Cancillería Uruguaya y del gobierno todo en continuar trabajando activamente con ACNUR, OIM y la iniciativa R4V que es esencial para la región.

Por su parte, Lucila Pizzarulli, Jefa de Oficina ad interim de OIM en Uruguay, destacó que hay 27.000 refugiados y migrantes en el país y resaltó el rol de Uruguay como “un país receptor, una comunidad inclusiva y solidaria, con una trama social sólida” lo que permite brindar una respuesta a estas personas. Destacó que el plan tendrá como principal eje de trabajo actividades que promuevan y faciliten la integración socioeconómica, así como las que fortalezcan el contexto de protección y mencionó que, para garantizar una respuesta efectiva, “necesitamos el involucramiento muy estrecho entre la sociedad civil y el gobierno de los tres niveles, también donantes, la comunidad internacional, y el sector privado”.

La salida de refugiados y migrantes de Venezuela es actualmente una de las mayores crisis de desplazamiento del mundo: más de 7,1 millones de personas han abandonado su país. Los días 16 y 17 de marzo de 2023, Canadá y la Unión Europea coorganizarán -en estrecha colaboración con ACNUR y OIM- la Conferencia Internacional de Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos y sus Países y Comunidades de Acogida, que tendrá lugar en Bruselas. Sobre este punto, Mengya Zhou, Primera Secretaria de la Embajada de Canadá en Uruguay, hizo referencia a la tradición de apoyo por parte de su gobierno a la protección de los derechos humanos de refugiados y migrantes en América. “Continuaremos expresando nuestra solidaridad con los países y comunidades de acogida, a la vez que seguiremos trabajando en la movilización de recursos para cubrir las necesidades adicionales”, afirmó.

A su vez, Markus Handke, Jefe de Cooperación de Delegación de la Unión Europea en Uruguay, señaló que la UE sigue comprometida con la respuesta a la situación de Venezuela a pesar de las múltiples crisis que existen en el mundo actualmente.

Durante la presentación, Yanitze Gutiérrez (UruVene), Vanessa Sarmiento (Manos Veneguayas) y Ángel Arellano (CAVENUY) compartieron el trabajo desarrollado por las organizaciones de sociedad civil en el marco de la respuesta a sus compatriotas en Uruguay.

Las prioridades para los próximos dos años

En Uruguay, el Plan se centrará geográficamente en Montevideo, departamento que acoge el mayor número de personas refugiadas y migrantes de Venezuela, así como en Canelones y las zonas fronterizas con los mayores índices de movimientos de tránsito terrestre como Fray Bentos, Rivera y Chuy. Basado en las principales necesidades que surgieron de la Evaluación Conjunta de Necesidades 2022, el enfoque de la respuesta en 2023 y 2024 se centrará en los sectores de integración y protección.

En el sector de integración, los socios proporcionarán principalmente apoyo a las personas refugiadas y migrantes de Venezuela mediante la promoción del acceso al empleo formal, el fomento de las oportunidades de autoempleo y la mejora de la inclusión financiera, además de contribuir con acciones que faciliten la certificación de competencias y convalidación de títulos académicos. En relación con las actividades de protección, las mismas se centrarán en facilitar el acceso regular al territorio, así como en promover la regularización y el acceso a la protección internacional y a la documentación. También en proporcionar asesoramiento jurídico directo sobre cuestiones relacionadas con la protección física y legal, incluyendo la prevención y respuesta a la violencia basada en el género y la protección de la niñez.

En Montevideo y Canelones serán prioritarias las actividades relacionadas con el acceso a alojamiento temporal y a viviendas en alquiler en condiciones dignas, mientras que en frontera las intervenciones vinculadas con las necesidades básicas como la provisión de artículos de higiene, alimentos y alojamiento temporario, especialmente para las personas en tránsito. Las necesidades de las mujeres siguen conformando la mayor parte de la respuesta, así como el apoyo a las familias con niños y niñas y la atención especializada a otros grupos en mayor condición de vulnerabilidad. El aumento de los nuevos ingresos fue en proporción el más alto de la subregión Cono Sur: entre diciembre de 2021 y el mismo mes de 2022, Uruguay registró un aumento del 35% de población venezolana en el país superando las 27.000 personas.