Historia del ACNUR

En 1954, ACNUR recibió el premio Nobel de la Paz por su revolucionario trabajo en Europa. No pasaría mucho tiempo para que se enfrentara a otra gran emergencia.

En 1956, durante la revolución húngara, 200.000 personas huyeron a Austria. ACNUR reconoció a los húngaros como refugiados ‘prima facie’ e inició las labores de reasentamiento. La revolución en Hungría y sus consecuencias moldearon la manera en que las organizaciones humanitarias se enfrentarían a las crisis de refugiados en el futuro.

Durante la década de 1960, la descolonización de África dio lugar a la primera de muchas crisis de refugiados en ese continente. En las dos décadas siguientes, ACNUR también ayudó a las personas desplazadas en Asia y América Latina. En 1981, la Agencia de la ONU para los Refugiados recibió nuevamente el Premio Nobel de la Paz por brindar asistencia a las personas refugiadas en el mundo.

El inicio del siglo XXI la ha visto ayudando en grandes crisis de refugiados en África, Medio Oriente y Asia. Asimismo, se ha solicitado al ACNUR emplear su experiencia para ayudar también a las personas desplazadas internamente por conflictos, así como ampliar el alcance de su labor para asistir a las personas apátridas. En algunas partes del mundo, como África y América Latina, la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 se ha fortalecido mediante la adopción de instrumentos jurídicos regionales.

Hoy en día, hay más de 18.015 personas trabajando en 135 países. En el primer año de su existencia, ACNUR trabajó con un presupuesto de 300.000 dólares (USD); este llegó a 8,600 millones en 2019.

En 2020, ACNUR celebró su 70 aniversario. Desde su creación, ha ayudado a más de 50 millones de personas refugiadas en la reconstrucción de sus vidas.

La historia de ACNUR en fotografías